La cal se detiene scooter servicio en Suiza después de un posible problema de software lanza a los usuarios a mediados de paseo

Ingrid Lunden

@ingridlunden
/
8 horas

Al igual que en la demanda eléctrica de los scooters están tratando de aumentar la velocidad en Europa, una de el mercado del scooter más ambicioso de startups ha ordenado el cese de las operaciones en un país después de que su e-scooters comenzó a detener a mediados de paseo, sacudiéndose de encima y lesionar a los pasajeros.

Lima, la Uber-copia de moto y scooter de alquiler de la empresa que se informa, la recaudación de dinero entre $2 mil y $3 mil millones de dólares de valoración, se ha tirado toda su flota de scooters en Suiza, en las ciudades de Basilea y Zurich, para comprobaciones de seguridad después de que varios informes de personas hiriendo a sí mismos después de sus scooters frena bruscamente mientras está en uso.

La compañía envió una notificación a los usuarios a presentar en las siguientes capturas de pantalla, en alemán, con el texto completo traducido por debajo de eso — señalando que se encuentra actualmente investigando si el mal funcionamiento se debe a un fallo de software, donde una actualización del software hace que un scooter inadvertidamente reiniciar durante un paseo, así involucrar a la anti-robo sistema de inmovilización.

Para compensar la interrupción en el servicio, ofreciendo a los usuarios a 15 minutos de crédito que se puede utilizar cuando el servicio es restaurado, pero no te da una indicación de cuándo podría ser.

El texto se lee de la siguiente manera:

Por ahora, seguramente han oído hablar de los medios de comunicación que hemos tomado todas Lima scooters en nuestros talleres y tener detener temporalmente el servicio.

Hemos estado al tanto de los casos en los que los usuarios informan de que durante sus paseos, freno repentino maniobras llevará a cabo, dando lugar a accidentes. La seguridad de nuestros usuarios es nuestra prioridad y es por eso que decidió al inicio de esta semana para tirar en todos los dispositivos y realizar un exhaustivo de seguridad y control de calidad en ellos.

La investigación está en curso. Después de la primera sugerencias, actualmente estamos examinando si una actualización de software podría ser el causante de un reinicio durante el recorrido, el disparo de la protección contra el robo. Ya hemos tomado medidas para asegurar que esto nunca vuelva a suceder. No obstante, estamos probando cada dispositivo completamente para asegurarse de que ningún software o hardware de los problemas siguen.

Somos optimistas de que vamos a estar pronto de nuevo operativo en las calles de Zúrich y Basilea y pedimos disculpas por la interrupción del servicio. Para compensarlo, le ofrecemos un servicio de 15 minutos con el código “LIMA-EN-SCHWEIZ”. Tan pronto como estamos de vuelta de nuevo.

Los mantendremos informados acerca de los acontecimientos. Gracias por su comprensión.
Con verde lima saludos
Su Cal Suiza Equipo

Hemos llegado a Lima para obtener más detalles y se actualizará este post a medida que aprendemos más.

La cesación de servicio viene después de los informes en los últimos meses detallada de cómo los usuarios han sido heridos después de que su Cal scooters se detuvo bruscamente. En noviembre, un médico que se rompió el codo después de que el velocímetro de su vehículo no se, los frenos de una patada en, y fue lanzado al aire. (Afortunadamente, esto sucedió en la puerta del hospital, donde también trabajó.)

Otro piloto dislocado el hombro después de caer sobre su Cal scooter barras de la manija cuando se viaja a unos 25 km/h (15 mph). Un tercer sufrieron cortes y contusiones en un incidente similar a los otros dos: frenado brusco mientras viaja.

Lima lanzó el e-scooter servicios en varias ciudades de Europa el pasado verano, a partir de París con ambiciones agresivas para expandir su negocio a 25 ciudades en Europa a finales de 2018.

En Suiza, la Cal tiene (?) cerca de 550 scooters en operación. Pero, en general, la Cal no llegan a alcanzar su mayor objetivo regional. Actualmente vivo en 18 ciudades de Europa, y no todos los que tienen motos eléctricas.

En el reino unido, por ejemplo, la Cal ha tenido un limitado despliegue de bicicletas eléctricas y no hay planes por el momento para agregar scooters.

Parte de la razón en el reino unido, es porque ese particular modo de transporte que se enfrenta a algunos obstáculos regulatorios: técnicamente son clasificados como vehículos, y por lo tanto ilegal conducir sin licencia en la vía pública. Por otro lado, hay un montón que se venden y en uso por parte de particulares que pueden o no tener las credenciales adecuadas para el uso, y los reglamentos, pueda llegar a volver.

Una de Cal más grande de los competidores, de Aves, lanzado e-scooters en Londres el año pasado, pero ha sido un muy limitado rollo, en un terreno privado en el campus Olímpico.

En otros mercados, Lima lanzado originalmente scooters pero desde entonces ha tenido que detener su negocio. En diciembre, Lima, junto con sus rivales Viento y Voi, fueron todos ordenó detener e-scooter de operaciones en Madrid, después de que la ciudad determinó que estaban planteando un peligro para la seguridad después de una serie de accidentes, incluyendo la muerte, entre otras cuestiones de seguridad.

Iremos actualizando este post a medida que aprendemos más. En general, sin embargo, el desarrollo no dibujan un panorama positivo.

Incluso antes hemos visto una masa de lanzamiento de los servicios, el e-scooter del mercado en Europa ya está muy ocupada con la esperanza de jugadores. Junto a la Cal y la de Aves volando sobre el de los estados unidos, también hay canteranos startups como Taxify, Dott, el Viento y Voi, así como el transporte gigantes como VW, todos los que entran en la refriega.

Todo correcto y bien, supongo — dejar que gane el mejor y todo eso, pero al ver las primeras versiones de estos servicios de llegar prohibida por las autoridades o detenido por las propias empresas sobre los accidentes hace a uno preguntarse si la seguridad es llegar en peligro en nombre de la agresiva competencia en los nuevos, diplomadas áreas de la “problemática” de tecnología.